Emprendimiento

El manual de Guy Kawasaki para ser un emprendedor exitoso

guy-kawasaki.jpg

El empresario que ayudó a revolucionar a Silicon Valley, revela diez secretos para que las empresas se conviertan en referentes de sus áreas.

Por

Cuando el tema es emprendimiento, Guy Kawaski habla sobre el asunto con conocimiento de causa. Hace 30 años él y uno de los más conocidos empresarios de Silicon Valley, en California, participaron de diversas start ups. El americano, con ascendencia asiática, inició su carrera vendiendo joyas, pasó por varias empresas de tecnología (inclusive siendo el evangelista-jefe de Apple en los primeros años de la empresa), y consultor en centenas de empresas y autor de novelas best-sellers.

En su presentación en la ExpoManagement 2011, realizada en Sao Paulo, Guy Kawasaki entregó más detalles sobre cómo encantar a los clientes y lo que realmenente se necesita para transformar ideas en acciones, todo en 10 pasos.

1.Usted debe crear significado en el mundo

Para Kawasaki, las empresas que se proponen únicamente lucro financiero son aquellas que generalmente fracasan. Por lo tanto, el rumbo de las empresas exitosas debe estar acompañado de algún significado; tales compañías deben realmente querer hacer la diferencia en el mundo. Sólo así es posible convencer a las personas que compren algo y que continuén comprando.

2.Tener un mantra

“El mantra debe ser el guía que muestra los principales objetivos que la empresa pretende seguir. Pero no estoy hablando de las misiones de las empresas, que generalmente son muy extensas y los funcionarios olvidan. Lo ideal es que sean no máximo de tres palabras, algo que vaya director al punto y muestre el verdadero sentido para existir de la empresa”, declara Kawasaki.

El emprendedor relata algunos ejemplos: “La Nike ofrece un “desempeño atlético auténtico”; FedEx promete “paz de espíritu” y Ebay quiere “democratizar el comercio”. Para que todos estén unidos en torno al mismo propósito es necesario identificar la razón de ser de la empresa y de qué manera esta atiende a las personas.

3.Saltar los obstáculos

Esto significa resumidamente, estar buscando constantemente cómo reinventar el negocio, haciendo algo totalmente diferente. El empresario dice que en los viejos tiempos la industria de la refrigeración de hielo era formada por gente que iba a las regiones frías usando caballos y trineos para coger el hielo durante los meses de invierno. Después vino la era del “Hielo 2.0” -surgieron fábricas que producían hielo en cualquier lugar. Por fin llegó la era del “Hielo 3.0”, con la heladería casera. “La verdadera innovación aparece siempre que saltamos los obstáculos y no cuando nos esforzamos en mejorar 10% o 15% de algo”, explica.

4.Productos únicos

Uno de los pasos fundamentales para encantar a los consumidores es poseer, antes de todo, un excelente producto. Básicamente, existen algunos elementos fundamentales para que el producto funcione, dice Kawasaki.

Ser inteligente: El producto debe dar soluciones para un problema. La Ford creó, por ejemplo, el MyKey. Este permite que sea programada la velocidad máxima que el automóvil puede alcanzar. “Imagine si usted compró un Mustang y tiene que pasarle el auto a su hijo adolescente. Usted puede programarlo para que el auto no llegue a más de 60 kilómetros por hora. Esta es una idea realmente brillante”, dice Kawasaki.

Ser completo: Grandes productos tienen una gran experiencia, lo que se traduce en una serie de mejoras, soporte técnico, o sea, muchas cosas buenas. “No es sólo un producto, es la totalidad de la experiencia”, afirma.

Elegancia: Se trata de la interfaz y diseño de un producto. “Aquí es donde Apple realmente brilla”, confiesa.

5."Don't worry, be crappy”

Kawasaki explica que no debemos tener miedo de lanzar un producto innovador, aunque ese no esté listo. Él recuerda que los primeros computadores desarrollados por Apple no tenían decenas de funciones, pero aún así eran revolucionarios. “No se preocupe en producir un producto perfecto. Esto no significa hacer un mal producto, al igual que la innovación puede no contar con elementos tan buenos. En Silicon Valley la gente produce, vende y sólo después prueba”, confiesa.

6.Deje que 100 flores se marchiten

Parafraseando a Mao, Kawasaki dice que no sabemos donde va a surgir una flor. Debemos simplemente permitir que esta brote. Él explica que las innovaciones pueden atraer clientes inesperados y no necesariamente los previstos en la planeación.

Él explica que en ese momento las empresas se enfrentan a dos situaciones: preguntar a algunos por qué no comprarán el producto o preguntan a los otros por qué están comprando.

Y, para él, la segunda opción es el mejor camino. “Es mucho mejor satisfacer a las personas que ya gustan del producto, que intentar convencer a aquellas que aún no lo compran”. Y los motivos son simples: “Es mejor tomar ventaja de las personas que gustan más del producto. Quién no compró continuará inventando disculpas para no comprar el producto”, afirma el emprendedor.

7.Polarizar a las personas

No tenga miedo de polarizar a las personas, pues ningún producto sirve para todos los tipos de consumidores, de todas las edades y culturas diferentes. “Las empresas siempre quieren crear el producto perfecto para todo el mundo, e, inevitablemente, van a caer en la mediocridad”.

8.Negación

“Ser un emprendedor significa vivir en negación, pues la mayoría de las personas encuentran sus ideas absurdas. No hagas caso a ellos”, dice Kawasaki. Para el emprendedor, las personas innovadoras deben ignorar el consejo de los consumidores y de las personas que dicen no a la innovación. Solamente después de lanzar el producto, cuando se llega a las manos de los clientes, el emprendedor comienza a escuchar a las personas para mejorarlo.

9.Siga la regla 10/20/30

Kawasaki relata que es importantísimo tener una buena presentación de su producto, servicio o conferencia. Y él sigue su regla 10/20/30. Utilizar hasta 10 slides, restringir el hablar en 20 minutos de presentación y colocar el tamaño de la fuente como mínimo de 30 puntos. Indica que es preciso personalizar la introducción de la presentación dependiendo del público para el cual se hablará.

10.No deje que los “idiotas” lo desanimen

No deje que las personas estúpidas y tontas le bajen el ánimo e impidan que haga cosas innovadoras. Si el payaso en cuestión es sólo una persona mediocre, no hay problema. Pero si es alguien rico y famoso las cosas pueden complicarse, pues estas personas tienden a presumir que ese alguien se volvió rico y famoso por causa de su inteligencia. Nunca piensan que sólo tuvo suerte en la vida. Sin embargo, él admite que soportó a un idiota una vez. "A mediados de los años 90, fui llamado para una entrevista en Yahoo para el cargo de CEO. No fui", explicó. Él encontraba que el internet era sólo una actividad más para el módem del computador. Descubrir cosas en la web tiene un valor limitado, en su opinión. “Según mis cálculos, esas decisión me costó US$ 2 billones”.

Administradores.com.br

En profundidad