Emprendimiento
0
fundadores.jpg

De España a Chile: El camino de Ninjamails en Latinoamérica

Esta startup permite a sus usuarios comunicarse con cualquier persona de cualquier empresa, sin necesidad de conocer sus datos de contacto. Hablamos con su COO sobre su experiencia en Chile y esto fue lo que nos dijo.

Por

Surgió como una solución para la antigua compañía de su CEO, Fausto Escrigas, y ahora concentra las miradas de muchas empresas a nivel internacional porque permite a sus usuarios comunicarse con cualquier persona de cualquier empresa, sin necesidad de conocer sus datos de contacto. Y es más, para poder enviar un correo electrónico, el usuario sólo necesita conocer el nombre del destinatario y la empresa en la que trabaja este. Así funciona Ninjamails, la startup española que ha recibido el apoyo del IE Business School y que actualmente es parte del programa Startup Chile, que les ha permitido explorar nuevos mercados en Latinoamérica.

Hablamos con su COO, Aldo Castelli, sobre su experiencia emprendiendo en Chile y todo lo que debes saber si quieres armar tus maletas para entrar en un ecosistema, que al parecer está muy preparado para recibir startups extranjeras que apoyen su economía.

- ¿Por qué Chile y no otros países de la región o uno europeo?

Al final, y en lo que nosotros nos fijamos, fue en las sedes de las grandes empresas. Vimos que en Chile hay muchas compañías internacionales que han apostado por tener ahí una sede regional, una estela que nosotros íbamos siguiendo. Y es que el ratio ejecutivo es más alto, lo que nos permite tener más interacciones para presentar nuestros productos o para hacer colaboraciones. Además el país tiene un entorno normativo muy interesante para las empresas foráneas, ya que da mucha seguridad jurídica.

- ¿Cuál ha sido la mayor barrera para entrar al mercado chileno como empresa extranjera?

Chile no nos ha ofrecido ninguna dificultad. Nos ha ofrecido muchas comodidades y el mercado es muy receptivo. Hemos encontrado muy buena predisposición desde gente que tiene bodegas de vinos a cosas más tecnológicas como Telefónica.

- ¿Es fácil emprender en Chile como extranjero?

No, porque depende mucho de a qué estás aproximandote como mercado. Sí, porque es muy fácil, en el sentido de que la gente tiene muy buena predisposición, es decir, encuentras talento dispuesto a arriesgarte contigo y más. Al final de cuentas, te sientes confortable porque construiste una nueva zona de confort en el país. También, Start-Up Chile nos ha servido mucho para validar un mercado.

- ¿En qué podría estar en deuda el ecosistema del país?

Tal vez le falta un poco de masa. Como mercado a nivel individuo es un poco pequeño, pero no hay muchos problemas para empresas como la nuestra que se dedican a hacer ventas corporativas.

- ¿Qué esperan en los próximos años como empresa extranjera en la región?

Esperamos consolidar la posición dentro de alguna aceleradora. Hemos trabajado en pro de entrar en Wayra de Chile, y estamos en la fase final para ello. Por su parte, apostamos por abrir operaciones en Perú porque hemos detectados que hay empresas muy interesadas en nuestra tipología de negocio, específicamente en aquellas ligadas a los viajes y comunicaciones, lo que pone en valor nuestra herramienta. Y es que al final, cuanta más calidad tiene la persona más servicio te está dando la tecnología de Ninja. Además estamos viendo la posibilidad de hacer una joint ventures con una empresa local y hacer algún acuerdo de distribución para prospectar si hay ventas.

- ¿Qué consejos les darías a emprendedores que al igual que ustedes quieren entrar al mercado Chileno?

No tener miedo, escuchar mucho, entender que la distancia no es un problema, formar un equipo sólido y divertirse.  

Imágenes | Cortesía

 

En profundidad

Únase a la conversación