Tecnología

Cómo las tecnologías móviles cambiarán la educación ejecutiva

0
ipad_education.png

Un estudio de Unicon revela las nuevas tendencias que surgen del impacto de tablets y smartphones.

Por

El mundo que conocemos hoy se aleja cadavez más de como era hace 50 años. El avance del proceso globalizador, además del desarrollo tecnológico, condiciona un escenario donde el comercio, los negocios, la producción de bienes y servicios, se realizan en circunstanciasmás complejas. Paralelamente, el entorno ha influido en cómo se diseña y se imparte la educación de administración y negocios.

En este sentido, un área crítica de impacto es la Educación Ejecutiva, la cual atañe directamente a las capas medias y altas de la empresa. Un reciente estudio encargado por la asociación UNICON(Consorcio Global de Escuelas de Negocio que ofrecen Educación Ejecutiva), realizado por Carina Paine Schofield, Trudi West y Emily Taylor de la australiana Ashridge Business School, se enfoca a sondear cómo está afectando la creciente disponibilidad de dispositivos y tecnologías móviles al desenvolvimiento de estos programas, al tiempo que reflexiona sobre las potenciales consecuencias en la misma para un futuro no tan lejano.

A continuación AméricaEconomía se hace eco de los hallazgos de la investigación y su correspondiente análisis.

Potencialidades y desafíos del aprendizaje móvil

Las tecnologías digitales han transformado prácticamente todos los ámbitos de desarrollo humano, laborales y personales, cotidianos y excepcionales. Sin dudas, la educación ha sido una de las áreas con más potencial de aplicación. Conceptos como E.-learning son ya familiares, pero lo que las autoras del estudio encuentran novedoso son los cambios que se pueden generar a partir de la irrupción de las tecnologías móviles, en la medida que resultan en nuevas formas de enseñar y aprender, así como deorganizar y emplear el tiempo. 

“En tanto las opciones tecnológicas móviles aumenten, nuevas formas de aprendizaje continuarán evolucionando en los próximos años, y veremos un período de rápido crecimiento en el uso de dispositivos de aprendizaje móvil, con implicaciones de evolución más que derevolución”, dice el estudio.

Las tecnologías móviles posibilitan, sobretodo, desplazar el poder al estudiante al ayudarlo a superar barreras en su aprendizaje. No sólo hace los contenidos accesibles en varios formatos, sino que permite soluciones personalizadas en cuanto a la administración del tiempo y estilos de enseñanza. Así, el informe define el aprendizaje móvil como “el uso de tecnologías portables, junto a dispositivos inalámbricos y redes de teléfonos móviles para facilitar, apoyar, mejorar y extender el alcance de la enseñanza y el aprendizaje” y sus principales características es que permite un intercambio y “altamente personalizado, colaborativo, a largo plazo y desterritorializado, en otras palabras, verdaderamente centrado en el estudiante”, reportan las autoras.

Los datos levantados durante la investigación revelaron un número de potencialidades que facilita el aprendizaje móvil. Por una parte, los contenidos interiorizados por los alumnos son “justo los suficientes y fáciles de digerir y aplicar”, ideal para ejecutivos cada día más ocupados. Además, estos “se pueden acceder justo cuando son necesarios, en momentos convenientes, relevantes, cuando más le hace falta al ejecutivo en su trabajo. Lo mismo, le permite a este acceder a soluciones personalizadas ,diseñadas para su caso particular, y habilitadas en los formatos que él o ella pueden consultar. Por último, la tecnología les permite reducir costos, ya que las plataformas de aprendizaje son precisamente los dispositivos que ya ellos poseen", indicaron buena parte de los encuestados.

Un grupo selecto de las escuelas mejor rankeadas internacionalmente son las que se han abierto a la experimentación con las tecnologías móviles en sus programas de educación ejecutiva. Para el estudio, se tomaron en cuenta aplicaciones llevadas a cabo por nueve de estas, entre las cuales se encuentran la propia Ashridge Business School, la Harvard Business School, la IMD de Suiza, La Open University también de Australia y la sudafricana University of Cape Town

Otro de los resultados que reporta el informe es que el uso, escala e implementación de las tecnologías móviles en estos programas varió grandemente. Algunas instituciones asumieron un enfoque más orgánico, extendiendo a los formatos digitales los recursos y contenidos que ya se habían impartido de antemano. Otras, por el contrario, fueron muchos más allá para dar forma a otras estrategias de enseñanza y aprendizaje. Estas últimas, estimularon la colaboración fuera del aula entre integrantes de equipos formados en clase, crearon canales para que los alumnos pudieran encontrar apoyo y asesoría sobre un desafío específico de negociación, y al permitir la independencia del salón de clases propiciaron un tiempo dereflexión que cada estudiante encontró según su ritmo y necesidades.

Por supuesto, toda tecnología conlleva pros y contras. El estudio da cuenta de un conjunto de desafíos que pesan sobre la implementación del aprendizaje móvil. Primeramente, debe considerarse la fase de preparación, cuando se piensan las mejores opciones para llevar los contenidos a formatos digitales, considerando que es muy probable que alguna forma de tecnología móvil ya esté bastante extendida entre estudiantes y centro de enseñanza, lo cual es un elemento a considerar para sobre ello construir.

En segundo lugar, debe trazarse una estrategia de argumentación a la que acudir cuando sea necesario convencer a  los usuarios tecnológicos, profesores o estudiantes, que puedan oponer resistencia al cambio.

Un tercer aspecto es la elección de la tecnología, lo cual puede parecer complejo en tanto hay muchas opciones a considerar. En cualquier caso, es importante tener en cuenta que no hay tecnología superior a otra, sino que la opción depende de las necesidades y las circunstancias. Asimismo, siempre debe repararse en los factores de propiedad intelectual y privacidad que vengan aparejados con el uso de una plataforma o dispositivo tecnológico en lugar de otro.

Un cuarto tema son los costos, que varían grandemente en dependencia de la tecnología elegida. La decisión por tanto debe estar precedida de una investigación sobre los costos de modelos tecnológicos, infraestructuras disponibles, diseño e implementación de nuevos conceptos en comparación al presupuesto.

Una quinta preocupación es la que presupone la pedagogía. Esta elección tiene que ser mirada como parte del conjunto de la estrategia general. Igualmente, es relevante predeterminar los formatos y las maneras de distribución de los contenidos, para que haya uniformidad entre los usuarios, estudiantes y profesores.

¿Por qué el aprendizaje móvil es importante para la educación ejecutiva?

A medida que se extienda el empleo de alternativas de aprendizaje móvil, los participantes en programas de educación ejecutiva dispondrán de oportunidades más flexibles de acceso al conocimiento y la enseñanza. Crecerán también las expectativas de los estudiantes en la medid a que la tecnología les abra más posibilidades y facilidades para ajustar sus necesidades de conocimiento con sus estilos de vida y trabajo, regularmente muy intensos y ocupados. Más aún, con la conectividad e interacción que facilita el uso de dispositivos móviles, se generan más posibilidades de generar relacionesde mentoría, coaching, y networking entre pares, no sólo mientras dura el programa sino desde antes y para después.

“Nos guste o no, estemos o no listos, el aprendizaje móvil representa el siguiente paso en una larga relación entra la enseñanza y la tecnología. Condicionará la creación de nuevas estrategias, prácticas, herramientas, aplicaciones, y recursos para satisfacer la promesa de ubicuidad, consumo individual, y aprendizaje conectado, sobretodo porque responde a intereses de aprendizaje, 'soluciones a las demandas', de ciudadanos conectados en un mundo que gira alrededor de la información. También conecta modos formales de educación con situaciones informales de aprendizaje”, indica el reporte.

Para consultar el estudio íntegro, puede acceder aquí.

Únase a la conversación