Gestión de Carrera

6 claves para administrar las finanzas personales

claves_finanzas.jpg

Utilizar la inteligencia emocional, ser ordenado y disciplinado, ahorrar y estar informado sobre el entorno económico, son algunas de las recomendaciones que hacen los expertos.

Por

Administrar las finanzas personales puede ser para muchos, un dolor de cabeza. Dividir los ingresos para pagar cuentas, invertir, ahorrar o destinar para gastos extras, no es algo que todos estén dispuestos a hacer periódicamente. Sin embargo, ser un buen administrador financiero puede convertirse en una excelente herramienta a la hora de adquirir bienes, como un auto o una casa, o sobrellevar periodos económicamente difíciles.

Para ello, no se requiere ser un experto. Basta con tener algunas nociones de contabilidad, pero aún más importante es contar con la disciplina y constancia necesarias para planificar todas las operaciones financieras que se pretendan efectuar.

A continuación, algunas de las recomendaciones que hacen los especialistas para aprender a administrar el dinero correctamente:

1.Utilice su inteligencia emocional. Contrario a lo que se pueda pensar, diversos estudios han demostrado que el nivel de inteligencia de cada persona, tiene muy poca relación con la cantidad de patrimonio que logre alcanzar. Es decir, la gente con alto coeficiente intelectual, también puede llegar a cometer errores en el manejo de su dinero. Esto se debería, a que las personas que tienen más éxito, no necesariamente son las más inteligentes, sino la que han desarrollado su inteligencia emocional. En ese sentido, actitudes como transformar los fracasos en éxitos, conocer y manejar los riesgos, ser modesto, y vivir escuetamente, serían armas determinantes a la hora administrar las finanzas personales. “La administración de las finanzas personales es un tema complejo que involucra la interaccion de múltiples conocimientos y habilidades. Por lo tanto, no se trata sólo de inteligencia racional: las emociones, los afectos, los principios, los valores, también tienen mucho que ver”, dice Gabriel Noussan, profesor del área de finanzas del IAE Business School. En la misma linea, Carlos Urrunaga, economista de Centrum Católica, sostiene: “la inteligencia permite conocer y entender un número mayor de alternativas de inversión. Y con más información procesada, es más fácil saber dónde y cuándo invertir”.

2. Sea organizado y disciplinado. Uno de los requisitos para ser un buen administrador financiero es, sin duda, ser ordenado. Para ello, los expertos recomiendan preparar una hoja de balance y calcular el patrimonio actual, y luego elaborar un presupuesto, que incluya el ingreso disponible, el ingreso neto, los gastos recurrentes y las deudas pendientes, si las hay. “Ser una persona organizada es algo clave para un buen administrador. En este caso no es algo basado en conocimientos teóricos, sino más bien en haber desarrollado buenas habilidades organizativas”, explica el experto de IAE.

3. Ahorre. “Ser ahorrativo llevará a la persona a invertir en forma regular, aunque los mercados estén en declive”, afirma Noussan. Para lograr este objetivo, el individuo deberá ser capaz de no dejarse llevar por el deseo de comprar, a menos que sea por verdadera necesidad. No utilizar la tarjeta de crédito como dinero adicional, es otra de las recomendaciones que hacen los expertos.

4. Sepa distinguir el riesgo en cada inversión. Tratar de mantenerse frío, cuando la gente enfrenta el pánico, por ejemplo en épocas de crisis, es primordial a la hora de administrar las finanzas. En ese sentido, distinguir el riesgo en cada inversión que se realiza, ayudará a lograr un mayor equilibrio y rentabilidad. “De lo que leo y veo, percibo siempre olfato, agallas y alta propensión al riesgo. Y también características contracíclicas: cuando todos compran, ellos venden, y cuando todos venden, ellos compran”, dice el economista de Centrum Católica.

5. Infórmese. Para no caer en la tentación de invertir en los activos de moda, comprar con los mercados en baja y vender cuando estén en alza, será necesario estar siempre informado. “El buen administrador debe informarse mucho y no ser un ignorante del destino de las inversiones personales”, dice Noussan. Algo en lo que Urrunaga coincide: “lo importante es estar siempre bien informado y en esto, lo primordial, no es procesar la información sino utilizarla. Concimiento y sentimiento es la receta”.

6. Diseñe un plan flexible para alcanzar sus objetivos. Tener un plan financiero y seguirlo, pero además estar dispuesto a cambiarlo si cambian las condiciones del entorno, es otra recomendación que hacen los especialistas. El buen administrador deberá planificar y trazar los objetivos que quiere alcanzar ordenando su dinero, como por ejemplo, realizar un viaje o adquirir un auto o una casa. Una vez que los objetivos se encuentren definidos, la persona podrá tener una idea de cuánto deberá ahorrar o gastar mensualmente para alcanzar todas sus metas.

Y usted, ¿que recomendaría para ser un buen administrador financiero?

Únase a la conversación