Especial Ránking MBA 2016
0
entrevista1.jpeg

12 claves para triunfar en una entrevista de admisión para un MBA

Luego de enviar cartas, recomendaciones y curriculums, la entrevista personal es la demostración en vivo de todos los atributos que hicimos gala por escrito. La hora de la verdad.

Por

Puede que tengamos una brillante reputación online. También que tengamos nuestro curriculum impreso en la mejor tinta. Sin embargo, no hay un momento de comunicación tan directo y clarificador como la entrevista personal. Ya sea para ingresar a una empresa o a una escuela de negocios, es necesario no olvidar ciertos puntos clave para ser elegible. Porque a pesar de la amplia experiencia que puede tener un profesional, desenvolverse en persona ante un evaluador siempre es un desafío que puede mejorar o arruinar el camino recorrido.

La entrevista es el momento único en que la escuela y el postulante se encuentran cara a cara. Y una oportunidad para que ambos perciban si ese MBA es la mejor opción o al contrario es mejor dejarlo así, no alargar la agonía y tomar caminos separados. Lo importante es ser claro y creativo para generar una marca personal que confirme que nacimos para estar ahí.

Para preparar y enfrentar la entrevista estos son los principales puntos a considerar:

1. Por qué y para qué un MBA: no podemos siquiera solicitar una entrevista sin antes tener claro cuáles son nuestras intenciones principales para estar ahí. “Asegúrese de que puede explicar por qué se está persiguiendo un MBA y cuáles son sus objetivos profesionales”, comenta Allison Jamison,  directora de Reclutamiento del MBA full time de FUQUA. Este es el punto inicial para cualquier tipo de exposición en una entrevista de admisión. Tan relevante que si no se contesta adecuadamente no tiene mucho sentido seguir con la entrevista. Siguiente.

2. Autoevaluación: se necesita conocer y poder verbalizar las fortalezas y debilidades, tanto personales como académicas. Se debe tener respuestas claras y que eviten los clichés, generando una diferencia y no un camuflaje entre la gran cantidad de postulantes. “Es clave conocer tus fortalezas profesionales y habilidades de liderazgo”, confirma Laura Zapata, directora de Programas MBA de EGADE Business School Monterrey. “Además se deben tener bien definidos los objetivos personales y profesionales en el corto y largo plazo”, agrega.

3. Resumen de logros: para comentar los logros personales es útil crear una lista previa, para visualizarlos mentalmente al momento de la entrevista. Para recordar cada uno de los hitos de la propia carrera. Con esto claro, será fácil exponer el camino recorrido del postulante y dar ejemplos durante la conversación. Porque tener anécdotas sobre logros en liderazgo, trabajo en equipo y toma de decisiones refuerzan la historia personal relatada en las cartas de recomendación y ensayos.

4. Saber escuchar: se debe estar atento al interlocutor si se quiere generar empatía en la conversación. Por eso se deben escuchar atentamente las preguntas y comentarios, pensar y luego hablar. Si se chequea el título de este artículo, dice entrevista y no monólogo.

5. Confianza en sí mismo: una vez con la información clara de lo que se quiere expresar, se debe contar con la confianza necesaria para crear empatía con el entrevistador. “Debe mostrar confianza y conocimiento de lo que el curso espera de usted, además de que usted sabe lo que ha elegido”, recomienda Marina Heck – decana adjunta de MBA de FGV-EAESP. Lo importante es demostrar naturalidad, para que el diálogo sea fluido y no forzado. Directo y sin titubeos.

6. Consistencia con el proceso de postulación: esto es muy importante si se quiere dejar una marca personal ante los entrevistadores y encargados de admisión. Se debe ser coherente en la entrevista con toda la información entregada antes y después de este encuentro. Es una obligación estar totalmente familiarizado con el propio curriculum y con lo expuesto en las cartas de admisión, especialmente en cuanto a fechas y nombres que pueden ser difíciles de memorizar. “Las inconsistencias son signo de que no has hecho tus tareas apropiadamente”, dice Philippe Oster, director de Admisión del MBA de HEC Paris.

7. Mostrar aptitudes más allá de lo laboral y académico: una excelente forma de expresar las capacidades del postulante es mostrar los intereses personales del postulante. Estos aspectos menos conocidos son una buena oportunidad de dejar una huella en el entrevistador. “Uno de los errores es concentrarse demasiado en su experiencia profesional y académica, cuando a menudo hay algo más interesante que hicieron cuando tenían 17 años o lo que hacen después del trabajo”, dice Itziar de Ros, directora de Admisiones del MBA en IESE Business School. “Nosotros queremos atraer personas que no sólo sean excelentes en lo profesional y académico, sino que sean personas interesantes”, agrega.

La entrevista es el momento específico para dejar salir esas anécdotas que nos identifican pero que quedaron fuera de las formalidades de las cartas de presentación y recomendaciones.

8. Conocimientos de actualidad: todo profesional debe estar preparado en cuanto a la actualidad noticiosa. Más aún un postulante a MBA. Porque estar informado es un punto esencial a la hora de tomar decisiones, de lo que en último término se tratan estos programas. Por eso leer periódicos y actualidad internacional es parte de la rutina diaria de un postulante, de un estudiante y de un egresado de in MBA. Ya sea The Economist o América Economía, lo importante es estar al día de la actualidad y poder comentarla.

9. Vestimenta formal: con solo ver los folletos de publicidad de un MBA se puede inferir que es recomendable asistir con tenida formal a la entrevista. “La entrevista es un proceso formal, por lo tanto se espera que el candidato llegue de manera puntual y bien presentado”, dice Luis Umaña, director ejecutivo de los programas MBA de la Escuela de Negocios INCAE. “Siempre es mejor vestir elegante y formal en la entrevista”, sentencia.  

10. Proyecciones de futuro: la operación de responder dónde se ve el postulante en 5 o 10 años indica que se poseen objetivos claros y que se considera al MBA un elemento importante en esta ruta. Por eso, proyéctese en el tiempo. “Es fundamental que la persona tenga claridad de sus metas y cómo este MBA impactaría en su desarrollo profesional y personal”, afirma Jorge Tarzijan, full professor de la Universidad Católica de Chile.

11. Ser honesto: aunque parezca de perogrullo, que la honestidad del candidato no esté en discusión alivia muchas tensiones que en sí trae este proceso. Además, ser honesto en las respuestas certifica que ninguna torpeza arruinará la postulación. “Lo más importante es ser honesto para lograr que el entrevistador se lleve una imagen que realmente nos represente”, dice Cecilia Hernández, alumna del MBA de ORT Uruguay,

12. Hacer preguntas el entrevistado: tener preguntas interesantes demuestra interés en la escuela que nos está entrevistando. Por lo mismo, las preguntas no debiesen ser sobre información fácilmente disponible en los sitios web de cada escuela, sino algo original. Esto no sólo nos mostrará informados, sino que también nos permitirá resolver legitimas dudas y dirá también mucho de nuestros intereses. Además, se debe conocer a quien nos hace la entrevista, el perfil de la escuela de negocios en particular y lo que espera del postulante. Para no cometer el fatal error de equivocarse en el nombre de la escuela, por ejemplo. 

Foto: Pexels

Únase a la conversación