Educación

Plataforma regional busca promover la innovación educativa

0
woman-notebook-working-girl_1.jpg

A través de SUMMA, iniciativa impulsada por el BID, Fundación Chile y los gobiernos de siete países, se quiere generar y entregar al sistema escolar información de calidad.

Por

La brecha de inversión pública en educación entre países desarrollados y emergentes ha crecido durante la última década y se seguirá incrementando. Por ejemplo, la diferencia en gasto público por estudiante entre Chile y Finlandia ha crecido en un 70% desde el año 2000. Mientras el país escandinavo gasta aproximadamente US$9.000 por estudiante, Chile invierte sólo alrededor de US$3.000 por alumno.

“América Latina ha avanzado de manera importante en cobertura y acceso, sin embargo, no todos nos hemos beneficiado de la misma manera. América Latina es la región más desigual del mundo y eso se refleja en educación”, afirma Javier González, director de SUMMA, Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe. Esta iniciativa es impulsada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Fundación Chile, y cuenta con el respaldo de los ministerios de educación de Chile, México, Brasil, Uruguay, Perú, Ecuador y Colombia.

Para cambiar esta realidad, la apuesta de SUMMA es generar y entregar información acerca del costo y la efectividad de diversos programas e intervenciones educativas que se implementan actualmente, para que los países puedan invertir más y mejor en esta materia. "SUMMA va a ser muy importante para ver el costo efectividad de distinto tipo de políticas que se aplican en la región y cómo cada peso que se invierte en educación tiene un impacto considerable", afirma Patricio Meller, presidente de Fundación Chile.

La estrategia de trabajo de SUMMA se basa en tres pilares principales: la generación de investigación que apoye a los tomadores de decisiones, la promoción de soluciones innovadoras basadas en evidencia a problemas prioritarios de la región y la creación de espacios de colaboración entre investigadores, tomadores de decisiones y comunidades escolares.

Este espacio busca que los países puedan aprovechar la experiencia de sus vecinos en distintos ámbitos de mejora educativa. “Lo que buscamos es precisamente apoyar iniciativas que tengan esta perspectiva o visión regional. Que faciliten o promuevan soluciones comunes”, destaca Carolyn Roberts, representante en Chile del BID.

Uno de los grandes desafíos que enfrenta SUMMA es impulsar el paso desde las recomendaciones elaboradas por la academia y organismos internacionales a la acción en el ámbito de las políticas públicas nacionales y la gestión local de las escuelas. “En realidad, existe evidencia sobre qué es lo que funciona, pero la brecha también es cómo logras que esa evidencia sea usada por los tomadores de decisiones y los formadores de políticas, especialmente a nivel de escuelas”, observa Bridget Crumpton, asesora senior de la International Commission on Financing Global Education Opportunity, más conocida como Education Commission.

SUMMA se encuentra desarrollando diversas herramientas que permitirán generar, sistematizar y disponibilizar evidencia robusta mundial y regional para la toma de decisiones en educación. Una de ellas es la Plataforma de Prácticas Educativas Efectivas, en la cual se presentará evidencia robusta sobre el costo e impacto en aprendizajes de diversas estrategias e intervenciones educacionales. Este espacio busca acercar a la región la experiencia del Teaching and Learning Toolkit, una plataforma similar desarrollada en Inglaterra por la Education Endowment Foundation.

Asimismo, durante los próximos meses, SUMMA pondrá a disposición de los sistemas educativos de la región un mapa de innovaciones educativas para difundir experiencias exitosas en esta materia. La idea es que cualquier escuela o ministerio de educación en la región conozca y pueda acceder a programas que sean útiles y efectivos para abordar desafíos comunes.

Finalmente, el laboratorio se ha embarcado en la generación de un estudio regional que entregará estimaciones reales y concretas del costo necesario para impartir una educación de calidad y más equitativa en la región. 

Foto: Pexels.com

 

Únase a la conversación