Emprendimiento

Her Global Impact tiene nueva ganadora

0
_mg_5439.jpg

Para la versión 2017 se recibieron 184 postulaciones, de las cuáles se seleccionaron a 50 participantes para el programa de dos meses.

Por

Luego de dos meses en la Academia Her Global Impact, Antonia Tapia y su proyecto Koreplast​ fue elegido como el ganador del Global Impact Challenge y de la beca para asistir al Global Solutions Program a realizarse a partir del 17 de junio en Singularity University, la universidad de la Nasa, en California, Estados Unidos.

Her Global Impact​ es una academia de innovación de mujeres en STEM que busca potenciar nuevas industrias y negocios que, a través de tecnologías exponenciales, resultarán en impactos positivos en la sociedad. En la cuarta edición de este programa participaron 50 innovadoras de distintas ciudades de Chile, con diferentes profesiones y edades, es una iniciativa sin fines de lucro de BeSTinnovation​ en colaboración con Fundación Mustakis​, Banco Estado y Corfo.

De las 50 emprendedoras, 10 llegaron a la final luego de un proceso de pre selección, quienes enfrentaron a un jurado compuesto por: Bárbara Silva, CEO BeSTinnovation, creadora Her Global Impact., Molly Pyle, program manager Accelerator and Incubator, Singularity University, Alejandra Valdés, gerente de Asuntos Corporativos Fundación Mustakis, Denise Saint Jean, parte del Comité de Becas Fundación Mustakis, Raúl Toro, vicepresidente de Fundación Mustakis, Carlos Cáceres, parte del Comité de Becas de Fundación Mustakis, María De Los Ángeles Romo, CEO Endevor Chile, Alejandro Carboni, CEO Romy Investments, Cristóbal Silva, CEO Fen Capital, Fe Sánchez, CEO ColungaHUB, Francisca Martin, Gerente de Marketing Revista Capital, Alejandra Pérez, presidente de Chile Global Angels, Catalina Cabello, socia fundadora de Corporación Red MAD y Emilio Velez, gerente Banco Estado Microempresas.

La academia, oportunidades hay en cada problema

Buscando formar a líderes exponenciales, la Academia Her Global Impact estuvo compuesta por 50 horas de aprendizaje. Una experiencia de 2 meses, que preparó a las alumnas para generar sus propios emprendimientos exponenciales.

Encontrar inspiración en las problemáticas de las personas, enfatizando el porqué se hacen las cosas, es la fórmula que produjo 50 soluciones innovadoras que no sólo buscan generar un modelo de rentabilidad para las emprendedoras, sino que apuntan a mejorar las condiciones de vida de la humanidad, con la intención de impactar a 1.000 millones de personas en los próximos 10 años. 

El programa consistió en un programa de talleres, clases interactivas, networking y mentorías que les enseñaron primero a generar oportunidades de innovación, mediante la observación y levantamiento de necesidades, design thinking, metodologías ágiles, lean canvas, desarrollo de prototipos y validación de mercado.

Junto con ello, también aprendieron a diseñar modelos de negocios viables, ejecutar estrategias de marketing y valor de marca y administrar y controlar las finanzas de sus emprendimientos.

La experiencia fue complementada con un campamento urbano en Valparaíso en donde las emprendedoras pusieron en práctica las habilidades adquiridas y buscaron soluciones innovadoras al problema de los incendios que aquejan cada año a la ciudad, viendo el problema desde distintos puntos de vista como prevención, desarrollo de productos de base tecnológicas y plataformas de ayuda a bomberos y damnificados.

El término de la aventura

El día jueves 11 de mayo, se realizó la graduación de las 50 participantes, con las presentaciones de Bárbara Silva​, directora de Singularity University en Chile y creadora de Her Global Impact, Bernarda Pérez​, subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, Molly Pyle​, program manager Accelerator and Incubator, Singularity University, Jeanette von Wolffersdorff​, directora ejecutiva y cofundadora del Observatorio del Gasto Fiscal y primera mujer miembro de la Bolsa de Valores y María Inés Guimpert​, directora académica de Her Global Impact.

Bárbara Silva​ destacó que innovar implica tomar riesgos con una mirada en el largo plazo, la innovación da la oportunidad de explorar caminos distintos, de crear las nuevas empresas e industrias del futuro de Chile y América Latina, con un modelo diferente donde la mujer esté integrada a la economía desde el inicio.

"La mujer no estuvo integrada en el diseño de la era industrial, ni en la revolución de la electricidad, hoy en la era digital tenemos la oportunidad de crear valor económico y social. Me siento orgullosa de las 50 mujeres que participaron en el programa, porque cada una cuenta con la capacidad de pensar y hacer en grande", dijo Silva.

En representación de las alumnas, Priscilla Von Dessauer​, destacó cómo el programa cambió su forma de pensar de manera tradicional y de ver el mundo a través de otros lentes que “no sólo me hicieron mejor persona, estoy segura me harán mejor profesional”.

Indicó también que se ha formado un grupo, una red excepcional de mujeres que colaboran en todo lo que la otra necesita.

En este mismo sentido, la sensación general de las participantes es que, si bien el programa tiene como finalidad ganar un premio final, asistir a Singularity University, la experiencia es un premio en sí y la premisa de “colaborar en vez de competir” se sintió en cada etapa.

Global Impact Challenge, la final.

De los 10 proyectos que llegaron a la final se definió una ganadora de la beca para ir a Singularity University. Alejandra Valdés​, gerente de Asuntos Corporativos Fundación Mustakis y jurado de la final, rescató la importancia de que Chile envíe a una mujer a vivir la experiencia de aprender una metodología exponencial, de rodearse de gente que ve el mundo de una manera distinta.

Los tres MoonShots Finalistas o innovaciones que tienen un propósito de transformación masivo, fueron:

Tercer lugar: E-Nercia de Belén Céspedes y su innovación que busca mejorar la calidad ambiental, reduciendo las emisiones contaminantes y los gastos que estos generan a través de un sistema automotriz que reduce el consumo de combustible entre un 30% y un 50% en vehículos que se desplazan en zonas urbanas.

Segundo lugar se encuentra Maite Navarro y su innovación Beair, la cual busca disminuir las enfermedades respiratorias que se transmiten en hospitales y recintos cerrados, esto a través de nanofibras que son capaces de absorber y eliminar virus y bacterias del aire.

Primer lugar lo obtuvo Antonia Tapia​, quien presentó su proyecto Koreplast​ que busca eliminar la utilización de plástico a nivel mundial y con esto la contaminación que se produce por basura no degradable a nivel mundial.

Koreplast es un empaque reutilizable y biodegradables a base de algas marinas, que tiene un tiempo de degradación de 10 días versus los 450 años que puede demorar una botella de plástico en descomponerse. Y que es impermeable, por lo que permite almacenar líquidos.

La ganadora Antonia Tapia tiene 35 años, es ingeniero comercial, surfista apasionada y mamá de dos niñas de 1 y 3 años, por lo que se convertirá en la primera mamá que Chile enviará a Singularity University, ante esto comentó que esto demuestra que “nunca es tarde para emprender, solo hay que tener la convicción de querer cambiar el mundo con tu proyecto y la perseverancia es la mayor fortaleza que hay que tener”.

 

 

En profundidad

Únase a la conversación