Recursos Humanos

¿Cómo pedirle a un compañero de oficina que deje de hacer ruido?

0
pexels-photo-105472.jpeg

A algunos les molesta más que a otros, pero claro está que el ambiente laboral puede ser el más afectado.

Por

A todos nos puede ocurrir: nos encontramos con un compañero de trabajo que habla mucho, hace ruidos extraños, canta, o simplemente hace sonidos que nos impide concentrarnos adecuadamente para realizar nuestras actividades.

Muchas personas encontrarán fácil resolver el problema. Simplemente le pides que guarde silencio. Sin embargo, hacerlo de forma adecuada puede ahorrarnos no sólo un momento incómodo, también problemas a futuro con una persona con la que convivimos a diario.

¿Cómo hacerlo?, no resulta tan obvio, pero Alison Green, autora del blog especializado Ask a Manager ofrece una solución útil para resolver ese tipo de problemas.

El tono y la forma correcta

La peor decisión que podemos tomar es dejar que este tipo de situaciones continúen de forma indefinida. En primer lugar, debemos identificar si se trata de una actitud constante, o algo completamente ocasional.

Si es la primera vez que ocurre, o en definitiva, nuestro compañero atraviesa un momento personal difícil en su vida y necesita contárnoslo, debemos ser tolerantes. Es importante que identifiquemos y seamos completamente sinceros: ¿estamos exagerando?, si la respuesta es no, entonces debemos actuar.

Lo primero que debemos entender, es que no podemos tener miedo de su reacción. De nuestra parte, corresponde decirlo de forma amable, cordial y correcta. Si la otra persona responde negativamente, no será nuestro problema.

¿Cómo decirlo?

Lo peor que podemos hacer es decir algo breve como: ¿Te podrías callar?. En estos casos, lo correcto es emitir un mensaje más complejo, que de antemano intente involucrar la relación laboral y recordar, que estamos realizando este tipo de actividades. Por ejemplo:

“Disculpa, pero debo comentar algo: en este momento me está costando mucho trabajo concentrarme. No te culpo si no te has dado cuenta, pero te agradecería mucho si pudieras hacer menos ruido. Realmente me ayudaría mucho en este momento”

Posteriormente, es posible que nuestro compañero se muestre un poco desconcertado, por lo que deberemos –ocasionalmente- reforzar nuestra comunicación con él, para que la situación no se convierta en una agresión, a su entender.

Otro modo útil de resolver este problema, es brindando un contexto un poco más amplio al respecto y personalizándolo adecuadamente:

“Tengo qué comentarte algo: sinceramente soy una persona que se distrae fácilmente, y en este momento me está siendo muy complicado trabajar. Cuando haces ruido olvido qué estoy haciendo, y de verdad agradecería que me ayudaras con eso”

Jefe o empleado

Las cosas se pueden complicar de acuerdo a nuestra posición en el grupo de trabajo. Por un lado, si eres el jefe, debes ser especialmente asertivo en la forma de decirlo, pues podrías afectar la relación de trabajo con quienes están a tu mando.

Si por el contrario, es tu jefe quien hace este tipo de ruidos, debes enfocarte en hacerle ver que eso te ayudaría mucho a trabajar mejor. Puedes comenzar con una frase como “¿Podrías ayudarme a resolver un problema por favor?”

Recuerda que la forma en que se emite el mensaje, habla mucho de tu capacidad para resolver problemas.

Finalmente, si consideras que otros compañeros también son afectados por la situación, deberías hablar con ellos antes de comentarlo a quien hace ruido: ¿también les molesta?, podrían decirle en grupo.

Ahora lo sabes, aunque no será cómodo, te harás un favor y mejorarás tu ambiente de trabajo. Por otro lado, podrías simplemente compartirle este artículo en su red social, seguramente entenderá “lo que le quieres decir”.

FOTO: PREXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación