PYMES

4 consejos para afrontar marzo si tienes una pyme

0
march-8-1228404_1920.jpg

A diferencia de lo común, marzo es un mes perfecto para aprovechar de armar un plan para el año.

Por

Llega marzo y con esto comienzan a surgir dudas respecto a las decisiones que debemos tomar si tenemos una pyme. Hay ciertos puntos que no deben faltar en la planificación de este nuevo año, el que para muchas empresas comienza recién en este mes.

¿Cómo afrontar marzo? Juan Campos, experto en financiamiento y gerente general de CFC Capital, te entrega las claves.

1. Tener la situación tributaria en regla: En una empresa tener los impuestos pagados o por lo menos repactados es fundamental para un buen comienzo de año, de lo contrario existe la posibilidad de que no se puedan emitir facturas y la continuidad del giro se vea comprometida.  Cabe recordar que obligatoriamente desde el 1 de febrero ya son todas las facturas electrónicas, por lo que si hay deudas tributarias se debe ir a la Tesorería y activar un convenio para dejar la situación tributaria ordenada. No suscribir un convenio, puede significar que el SII no autorice nuevas facturas y en el peor de los casos que la Tesorería inicie acciones de cobro, las que hoy están afectando a las facturas ya emitidas por los contribuyentes mediante el embargo de cuentas por cobrar.

2. Planificar: A diferencia de lo común, marzo es un mes perfecto para aprovechar de armar un plan para el año. Se debe como todos los meses pagar remuneraciones, las patentes y además en abril las pymes deben pagar renta, si es que los PPM no fueron suficientes. La idea es generar un colchoncito, por lo que preparando un balance con tiempo sabremos cuanto se tiene que cancelar (ojo que las rentas con multa sí que son caras, y este año se empiezan a pagar las primeras rentas según el cambio de tributación).

3. Leyes sociales: Lo ideal es que todas las tengan al día, en especial quienes tienen una empresa de servicios. Si se trae deudas de arrastre (de leyes sociales) no se pueden regularizar de un día a otro. Preocuparse que se paguen todos los meses y ser lo más ordenado posible, porque si no se arriesgan a que les retengan sus estados de pagos, y no te liberan hasta estar regularizado. Además, está latente el deterioro de las relaciones con sus trabajadores, por el no pago de AFP e Isapre, que son parte de la remuneración.

4. Buscar alternativas de financiamiento: Si el flujo de caja está muy ajustado, en nuestro país existen muchos tipos de financiamientos para pymes. En el caso de instituciones privadas están los bancos, las cooperativas de ahorro y crédito, incluso las fundaciones, pero además existen las empresas que ofrecen leasing, leaseback y factoring a empresas con dicom o deudas tributarias y desde la factura n°1, como una alternativa de financiamiento para obtener liquidez de manera inmediata, para que la empresa pueda contar con los recursos necesarios para cubrir las necesidades de capital de trabajo u ordenar sus obligaciones atrasadas.

Imágenes | Pixabay

 

En profundidad

Únase a la conversación