Management

Carlos Baradello: la innovación no es monopolio de científicos ni de jóvenes

0
c-baradello.jpg

El profesor de HULT y experto en emprendimiento e innovación refiere sobre la democratización de la innovación.

Por

El pasado 22 de septiembre se realizó en Santiago de Chile una charla sobre la democratización de la innovación, organizada porHULT International Business School y dictada por Carlos Baradello, PhD y profesor de emprendimiento e innovación en HULT. A propósito de su visita y del auge del emprendimiento y de esfuerzos por innovar, hablamos con Baradello. 

-Se asocia mucho la innovación con más tecnología, pero la base de todo esto estaría en la creatividad, en pensar fuera de la caja, lo que no suele hacerse. ¿Cómo trabajar en esto en las diferentes etapas de las personas?

La innovación no es el monopolio de los científicos o ingenieros. Todos pueden innovar. Innovar es hacer uso intenso de algo nuevo. Por lo tanto la palabra intensidad, sugiere que debe ser económicamente sustentable, o en otras palabras satisface una necesidad del mercado y al mismo tiempo la rentabilidad del negocio.

La creatividad es prima hermana de la innovación, dado que la creatividad estimula nuestra capacidad de cuestionar cánones pre-establecidos, pero no necesariamente sustentables.

Tampoco la innovación monopolio de los jóvenes. A cualquier edad de la vida se puede innovar. Lo que ocurre que el proceso de innovar es riesgoso, y cuando hay riesgo se puede ganar o perder. En esta lógica los jóvenes y sus emprendimientos dinámicos tienen poco que perder, mientras que con el paso de los anos los ejecutivos y sus empresas establecidas tienen mucho más que perder.

Yo pienso que la innovación no es el monopolio de los ingenieros o de los científicos, si no que todas las personas pueden innovar independiente de la edad, estudios o la posición jerárquica dentro de una organización. Muchas veces pensamos equivocadamente que son solo las innovaciones tecnológicas las que tienen un gran impacto, y sin duda lo son pero también hay otras innovaciones exitosas que no tienen que ver con la tecnología como es el caso de Starbucks. Starbucks es una enorme innovación que no tiene que ver con la tecnología, es una innovación de marketing y la creación de una marca que es sinónimo de una experiencia o la percepción de una experiencia que nace en un país donde había una pésima cultura del café. Cuando llegué a EE.UU desde Argentina a hacer mi doctorado, me sorprendía que el café era un agua sucia, que no tenía sabor a nada, te lo servían en una taza enorme y con refills ilimitados por 35 centésimos de dólar.

Howard Schultz, el fundador de Starbucks, hizo lo que muchísimos jóvenes hacen cuando terminan la universidad: viajar con su mochila por Europa, y cuando termina su viaje en Milán, estaba saboreando un capuchino y dice por qué no podemos tener esta experiencia en EE.UU. Y toma el desafío de educar a 320 millones de personas, a saborear un Starbucks, pagar 10 veces más, sin los refill gratis, y que se sientan orgullosos de la experiencia y que salgan a la calle con su vasito de Starbucks dándole publicidad a la marca. Él no inventó ni la máquina del café, ni el tostado, no inventó tecnológicamente nada, sino que creó una experiencia que impactó a EE.UU y la trasladó a todo el mundo. Este año es el año de prueba porque como todo gran visionario se fijó una meta y dijo que yo voy a ser exitoso cuando abra un Starbucks en Milán, porque quiere decir que puedo competir con ellos, los mejores. Y este año es cuando se supone que van a desembarcar en Italia y ya han abierto casi 18 mil cafeterías en todo el mundo. Ó sea todos podemos innovar, desde la persona que hace la limpieza hasta el CEO, todos los clientes, proveedores y en todas las áreas de la empresa se puede innovar.

La otra parte de la pregunta es si la innovación privilegia a los jóvenes, viejos o a los ejecutivos. En realidad la innovación no privilegia a nadie, pero a los jóvenes son los que más reconocemos como innovadores porque son los que tienen menos que perder. Un joven puede realmente hacer una apuesta de dos o tres años, y todo lo que perdió son aprendizajes finalmente. Pero como la gran mayoría de los emprendimientos fracasan, son pocos los que tienen éxito, invertir tres años de la vida sin resultado es más factible en los jóvenes, pero en general todos podemos participar del proceso de la innovación.

-¿Cómo se está gestionando la innovación dentro de las empresas a nivel general?

En los emprendimientos jóvenes y dinámicos (con alto potencial de crecimiento), la innovación es su razón de ser y por lo tanto todo su actuar es caracterizado por la innovación: su modelo de negocio, el uso de tecnologías de vanguardia, su relacionamiento con los clientes, etc., etc…
Para las empresas establecidas, es más difícil porque tienen que desprenderse de lo que las hace exitosas. Es una cuestión de procesos internos y de actitud cultural. Todas las empresas establecidas tienen el riesgo de tener su “Kodak moment” y en pocos años ser irrelevantes, como le ocurrió a Kodak!

Tenemos que distinguir entre dos tipos de empresas, las jóvenes y dinámicas como los startups, y las empresas establecidas. Para los startups, innovar es lo que los define, es su razón de ser. Normalmente los startups exitosos innovan en diferentes cosas simultáneamente, es como las patas de la mesa, necesitas tres o cuatro patas para que no sea estable. Es lo que les da la razón de existir, el derecho a competir y a redefinir el campo de batalla. Eso es lo que está haciendo Uber, está redefiniendo el campo de batalla en materia de transporte. Las empresas establecidas, que tienen mucho que perder, no innovar es la razón que las hace exitosas, es decir, es la predictibilidad de lo que hacen. Imagínate la experiencia en este hotel es completamente predecible, vas a recepción, te registras, pides la llave y vas a tu habitación. Eso y la optimización de esos procesos, es exactamente lo que hace tu experiencia en el hotel totalmente buena.

-¿Entonces no todas las empresas necesitan innovar para ser exitosas?

Ahí está el dilema, mientras que la empresas se quedan en la caja de confort optimizando ligeramente los procesos, día a día, mes a mes, año a año, de repente llega un Airbnb que redefine lo que es la experiencia de hotel, esta experiencia de hotel que se ha hecho absolutamente impersonal y predecible, en una nueva experiencia totalmente distinta, donde vas a abrir la puerta sagrada de tu hogar para compartir con extraños. Entonces Airbnb se convierte en pocos años en el hotel más grande del planeta sin tener un solo edificio, porque logró redefinir las reglas del juego y esa definición de las reglas del juego es lo que lo saca de control, tambalea y eventualmente mueren los dinosaurios.

-¿Cómo una empresa pequeña puede innovar, sin que sea tan costoso?

Ese es exactamente el proceso de democratización de la innovación. Las barreras de ingreso bajan o disminuyen globalmente y por lo tanto tienen acceso a tecnologías, mercados, capital humano o instrumentos financieros que antes eran solo posible para empresas grandes y establecidas.

Lo que ha ocurrido en los últimos diez o quince años, y por eso el título de mi conferencia sobre la Democratización de la Innovación, es que las barreras de ingreso para innovar han bajado y esto se ha dado por una cantidad de fenómenos. Las barreras tecnológicas han bajado por las plataformas abiertas, el recurso de capital humano y las barreras de disponibilidad han bajado, porque ahora no necesitas tener a todos los colaboradores en Santiago, puedes tener un Húngaro, un Polaco, un Chino, y tener un equipo virtual, porque la disponibilidad de capital es global. Entonces se da una serie de circunstancias que tienen como pilares fundamentales el computing technology y la conexión a la web. Esos pilares fundamentales han permitido bajar los costos, bajar las dificultades de acceso, bajar las barreras de entrada y por lo tanto, cosas que hace 20 o 30 años eran solo posible en las grandes capitales del mundo como Londres, Nueva York, Boston, y Palo Alto, ahora son posible en Santiago, Buenos Aires, Berlín y Shanghái.

-¿Qué está permitiendo que la innovación no sea sólo algo que puedan ejecutar las grandes empresas?

La disminución de las barreras de ingreso tecnológicas y operativas, y la globalización de los mercados y las finanzas.

El problema de las grandes empresas es cultural y de procesos. Por ejemplo en el caso del hotel, todos sus procesos son para optimizar lo que funciona, es decir, este hotel que debe tener cuatro o cinco estrellas, está altamente optimizado y ofrece una serie de servicios que  le ofrecen a ese segmento a un precio determinado. Y constantemente optimiza eso. Todos sus procesos y toda la cultura es de no molestar, lo que le da al hotel dar resultados predecibles, satisfacción predecible, facturación predecible, rentabilidad predecible. Entonces la alta gerencia pasa a ser complaciente, porque está muy bien instalada en la zona de confort, declara que todo lo que no es predecible, no es importante para la rentabilidad de esa empresa. Ese fue el caso de Kodak, ellos tenían una tecnología extraordinaria de la fotografía de celuloide que es de altísima calidad, muy superior a las cámaras digitales iniciales y declara que cualquier otra alternativa no es válida. Y lo que le ocurrió a Kodak en pocos años, es que pasó a ser una empresa de 150 mil empleados, con una posición de mercado y market share de 80% a irse a la quiebra. Es decir, para las empresas exitosas es muy difícil crear un ambiente de innovación que significa tomar riesgos y hacer aportes. En otras palabras la creatividad destructiva de Schumpeter presenta enormes desafíos para la empresa exitosa establecida!

-¿Cómo ha ido evolucionando el que las empresas permitan que los usuarios o clientes les ayuden a innovar?

La introducción de plataformas tecnológicas abiertas como medio de entrega de los servicios al cliente o al consumidor final. La plataforma emblemática es el “smartphone” (Ya sea Android o IOS). Pero hay muchas otras.

Por ejemplo, casi todas las redes sociales permiten a sus asociados personalizar sus páginas, cargar contenidos multi-mediales, etc. En otras palabras, las plataformas crean ecosistemas de innovación en el uso de éstas y dependiendo el nivel de conocimientos de los usuarios aumentan su productividad o prestaciones. Por otra parte como todo ecosistema produce una cadena de valor desde la plataforma hacia el consumidor final.

Una respuesta alternativa a esta pregunta es cuándo las empresas establecidas y exitosas desarrollan plataformas abiertas de innovación intentando que distintos actores del ecosistema: clientes, proveedores, empleados, etc., hagan aportes sobre las tendencias del mercado, necesidades de productos, oportunidades de innovación, etc. En estas plataformas estos actores interactúan en distintas dimensiones verticales y horizontales, procesos de evaluación, y recogiendo retro-alimentación de distintos grupos de interés y el mercado; ilustrando distintas oportunidades para la empresa establecida.

-¿Qué otras acciones pueden surgir a raíz de estas iniciativas?

Lo importante es la adopción masiva de la plataforma. Por ejemplo, la adopción de Facebook de 1,5b de usuarios lo pone en una posición de privilegio, con respecto a las oportunidades de desarrollar distintas aplicaciones y/o soluciones para distintos mercados. Por otra parte, el “network effect” por su adopción masiva hace que la misma plataforma sea más valiosa por el número de participantes.

Además, estas soluciones se pueden organizar en capas donde la capa superior se apalanque de otras prestaciones ofrecidas en una capa inferior. De este modo, acelerando los tiempos para introducir prestaciones cada vez más potentes.

-A la hora de analizar el escenario de democratización de la innovación, ¿qué iniciativas son las más destacadas en el mundo?

Los ejemplos emblemáticos son el nacimiento de los Unicornios. Este objeto mitológico e invisible es la metáfora para indicar emprendimientos globales que en pocos años de existencia crearon un valor empresarial de más de USD$1,000 millones de dólares ($1B dollars valuation). El tema mediático acá en Santiago es el ingreso de UBER como disrupción del servicio tradicional de Taxis.

Hoy en el planeta existen más de 150 unicornios y un 70% de ellos están radicados en los USA. Obviamente el polo dominante donde habitan los unicornios es la Bahía de San Francisco con un una presencia del 80% de los Unicornios de USA y aprox. el 50% de los unicornios globales.

En profundidad

Únase a la conversación