Economía

¡Yo no quiero (ni puedo) jubilar!

0
loreto-barril-de-mercer-chile.jpg

Loreto Barril, líder de Retiro de Mercer Chile.

Por

La firma reciente por parte de la Presidenta Michelle Bachelet de un proyecto para instituir una AFP estatal y la creación de una comisión para estudiar fórmulas orientadas a solucionar los problemas que afectan el actual Sistema Previsional, ha vuelto a poner en la agenda muchas iniciativas que se vienen planteando desde hace algún tiempo.

A medida que la generación de los baby boomers se retira del mundo laboral sin haber alcanzado la pensión que esperaba, se han venido introduciendo en el mundo reformas tendientes a mejorar el monto de la pensión en la vejez.

Los países que componen la OCDE presentan una gran variedad de sistemas de pensión, sin embargo, las reformas que están impulsando tienen muchas similitudes. Una de las más visibles y controvertidas es la que propone aumentar la edad de jubilación, lo que a pesar de la resistencia inicial, está terminando por imponerse.

Un estudio elaborado por la misma organización ya reflejaba que la esperanza de vida subiría, superando los 7 años en las economías desarrolladas. Y Chile no se quedaría al margen, pese a ser un país emergente.

En Chile, la Asociación de AFP ha propuesto elevar la edad de jubilación voluntariamente, mediante incentivos a los trabajadores mayores que opten por postergar su jubilación.

En España, dentro del plan de reforma del sistema de pensiones, el Gobierno aprobó el año pasado sancionar el despido a los mayores de 50 años para evitar así la discriminación por razón de la edad.

Volviendo a Chile, un estudio de la Universidad Católica, dado a conocer en diciembre pasado, concluyó que las leyes chilenas que regulan la discriminación laboral por razones de edad y promueven la empleabilidad de los mayores, están jugando un papel controversial. Si bien limitan las posibilidades de despido, no por ello mejoran las oportunidades de contratación de trabajadores mayores.

El estudio indica además que las empresas, sobre todo las privadas, tienden a contratar trabajadores jóvenes, razón por lo que entre otras cosas propone que se tomen disposiciones antidiscriminatorias.

Por otro lado, el Melbourne Mercer Global Pension Index, estudio que mide la calidad de los sistemas de pensiones en 20 países, también recomienda a Chile elevar la edad de jubilación, además de subir la tasa de cotización obligatoria.

Aunque no es una medida popular, es lo que recomiendan todos los expertos. Eso sí, hay ciertas precauciones para que su implementación sea efectiva. Junto con aumentar la edad de jubilación, se debiera buscar mecanismos para que las empresas se preparen para tener más adultos mayores trabajando en el mercado laboral chileno.

En profundidad

Únase a la conversación