Recursos Humanos

Inclusión y Diversidad: Una cadena de valor más allá de la empresa

0
marcelo_03.jpg

Por Marcelo Vásquez, director de Diversidad e Inclusión, Sodexo LatAm.

Por

Sin duda, las empresas están tomando cada vez mayor conciencia de la importancia que tienen la diversidad y la inclusión al momento de potenciar equipos de trabajo y, por lo mismo, contar con una estrategia desarrollada en esta materia es un plus para cualquier compañía. Si bien ha habido muchos avances al interior de las empresas, creo que aún tenemos el gran desafío de extender las políticas de diversidad al ecosistema que rodea nuestras compañías,  para ir más allá, por ejemplo, de aumentar el número de mujeres contratadas. Debemos ampliar nuestras políticas de inclusión a proveedores y clientes con el objetivo de potenciar el desarrollo local, la transferencia tecnológica, un comercio más justo, y por qué no decirlo una sociedad mejor.

Una de las tantas maneras de ser inclusivos como compañías es entender el contexto local donde estamos insertos y como multinacionales flexibilizar los requisitos para proveedores para así incorporar a las pequeñas y medianas empresas a nuestros círculos virtuosos.  Nosotros hemos tenido experiencias muy positivas al respecto, como por ejemplo, con el programa negocios inclusivos con comunidades locales “Miel para el desayuno de los mineros”, donde hemos impactado positivamente más de 150 familias productoras de miel. En este punto, es importante también que las empresas apoyemos los procesos productivos de nuestros proveedores para generarles una mayor rentabilidad a sus negocios, generando un “win win” con ellos.

Otra forma de potenciar cadenas de valor inclusivas es a través del apoyo al emprendimiento, en especial al femenino. Debemos trabajar para que más mujeres logren incorporarse a grandes cadenas de valor y a su vez, ellas mismas sumen a más mujeres.  Ahí resulta fundamental la convicción estratégica, la definición correcta y la persistencia. Convicción, visión y determinación son claves al momento de emprender y las grandes empresas debemos jugárnosla por apoyar los emprendimientos de nuestros proveedores.

Ahora bien, las estrategias de diversidad e Inclusión no terminan solo en nuestros proveedores, es importante también que trabajemos con nuestros clientes. En ese sentido debemos aliarnos para apoyar las comunidades donde estamos insertos. En Chile, por ejemplo, es fundamental trabajar en construir relaciones sostenibles entre la minería y las comunidades, en ese sentido en Sodexo hemos trabajado con nuestros clientes de esta área en el desarrollo de escuelas de capacitación de oficios de panadería y pastelería, entre otros para fomentar el empleo en distintas regiones del país.

Experiencias exitosas hay muchas, y en Sodexo lo sabemos, pero más que hablar sobre ellas, queremos invitar a las grandes empresas a que nos “asociemos” a las pequeñas para desarrollar proyectos en conjunto, donde ambas se benefician, como un modelo empresarial competitivo y sustentable en el tiempo. Esa es la única forma de continuar creciendo.

En profundidad

Únase a la conversación